Los Descendientes: los malos más buenos

¿Qué ocurriría si los hijos/as de los villanos de las películas fuesen a la misma escuela de secundaria que las hijas/os de los héroes?

Eso es lo que sucede en “Los Descendientes”, el último producto de la factoría Disney, la película y la serie que nos muestran una clásica escuela con algunos estudiantes extraordinarios…

descendientes 1

A Evie le disgusta que esos cupcakes no estén decorados con los circulitos decorativos de AbraKadabra :)

En el reino de Auradon viven los héroes y sus hij@s una plácida vida, mientras que los villanos y sus descendientes lo hacen en la Isla de los Perdidos, hasta que el hijo de la Bella y la Bestia va a ocupar el trono y propone que los hijos de Cruella de Vil, Maléfica, la reina Malvada y Jafar estudien en la misma escuela que ellos. ¿Será posible esta convivencia aparentemente alocada y divertida?

Las últimas navidades vi cómo la hija de mi mejor amigo abría con entusiasmo uno de sus regalos, y saltaba de alegría al comprobar que se trataba de una muñeca de las Descendientes. Esto me hizo pensar que las niñas ahora también crecen con “las malas” de las películas, y se deshacen, en cierta medida, de aquellas princesas sensibleras que años atrás inundaban sus baúles de juguetes.

Curiosamente, lo que más me llama la atención es que los hij@s de los villanos y villanas no son en ningún caso malvados/as como sus progenitores, sino sencillos/as adolescentes con las mismas inseguridades, ideas y preocupaciones que cualquiera.

Partiendo de la premisa de que todos podemos ser cómo decidamos y de que nos parecemos más de lo que pensamos, hemos decidido crear una nueva colección de imprimibles con temática de Las Descendientes, con la que organizar una fascinante fiesta infantil, la cual presentaremos más pronto de lo que te esperas.

¿Qué te parece si la sala de estar de casa o el jardín trasero, se transforma en una escuela de alumnos/as muy muy especiales?

¡Puede ser una opción muy divertida para el próximo cumpleaños de tu hija/o!

Pero shhhhhh es una sorpresa…